Dentro de la categoría de variables cuantitativas, de las que ya os he hablado en otro post, existen dos tipos de variables:

  • Variable discreta: que podríamos definirla como cualquier variable que pueda tomar un número finito de valores entre dos valores. Por ejemplo: el número de hermanos que tienes [0,1,2,3,…]; o el numero de goles que ha marcado Messi esta temporada [probablemente muchos pero, un número finito]
  • Variable continua: que en este caso la definiríamos como una variable que puede tomar un número infinito de valores entre dos números. Por ejemplo: la altura en un grupo de amigos, lógicamente me dirás que la altura en un número de amigos es un número finito porque solo se considera a ese número de amigos pero… ten en cuenta que la altura la puedes dar en más de dos decimales, en más de tres… ¿a qué ahora sí se vuelve un valor infinito?

Un truco muy sencillo para diferenciar entre variable discreta y variable continua es pensar en ello como el tipo de número que puede tomar:

  • Si puede tomar únicamente valores enteros, estamos hablando inequívocamente de una variable discreta.
  • Si puedes tomar cualquier valor con decimales, estaremos hablando de una variable continua.