Si hablamos de frecuencia estadística, podemos definirlo como el número de veces que ocurre un evento en un experimento o el número de veces que se repite un dato en una muestra estadística.

Para definir correctamente las frecuencias necesitamos diferenciar entre dos tipos o dos maneras de representarlas:

  • Frecuencia absoluta: es la definición que entenderíamos habitualmente como frecuencia estadística. Básicamente es el conteo de operaciones que se repiten en una muestra o experimento.
  • Frecuencia relativa: se trata simplemente del cociente entre la frecuencia absoluta (calculada según las indicaciones del punto anterior) y el tamaño de la muestra o el número de veces que se haya realizado un experimento.

Frecuencias acumuladas. Del mismo modo que realizamos los dos cálculos indicados en los párrafos anteriores, tanto las frecuencias absolutas y como las frecuencias relativas pueden ser mostradas de forma acumulada.

Vamos a ver un ejemplo de cálculo de frecuencias acumuladas, frecuencias absolutas y frecuencias relativas, con una tabla muy sencilla. Os aseguro que es la forma más sencilla de entenderlo:

Notas de un alumno: 7, 10, 10, 4, 10, 7

Las frecuencias estadísticas son generalmente representadas en HISTOGRAMAS.